Luna saliendo tras el observatorio de Izaña

Luna saliendo tras el observatorio de Izaña

La entrada de hoy va a tratar sobre la planificación de la  imagen superior.

Para los cálculos he usado una app para iOS llamada Photopills (PP) de pago pero muy util y con un montón de opciones que todavía estoy explorando. Otra opción es The Photographer Ephemeris (TPE) que es una aplicación web gratuita (también tiene app móvil de pago para iOS y Android) más “simple” que la primera pero para los cálculos básicos sirve igualmente.

Teoría

Antes de continuar es necesario conocer dos conceptos que tendremos que tener en cuenta más adelante: el azimut y la elevación.

El azimut es la ángulo existente entre el norte y el sujeto, medido desde el punto de vista del observador, con la siguiente imagen quedará más claro, el punto A tiene un azimut de 45º con respecto a nuestra posición mientras que el del punto B es de 135º.

azimut

La elevación es la distancia angular entre el plano del observador y el sujeto. En la imagen inferior el punto A, que puede ser una montaña o edificio, puede tener una elevación de 18º. Para el sol y la Luna la elevación se calcula desde el centro geométrico de los mismos, es decir si el punto B tiene un diámetro angular de 0,5º y su elevación es de 20º su borde inferior estará a 19,75º y el superior a 20,25º.

elevacion

 

Planificando

La idea para la foto es obtener un contraluz de la luna tras los edificios del observatorio de Izaña en Tenerife. Para ello es necesario conocer la zona y saber que el observatorio se encuentra en una posición elevada sobre el terreno que lo rodea y que al oeste hay un sendero que discurre de norte a sur a menor altitud que el observatorio. Es el sendero del volcán de Fasnia que parte desde el Corral del Niño y en un recorrido casi circular termina en el comienzo de la carretera de acceso al observatorio, a poco menos de un kilometro del punto de inicio.

mapa_luna

En el mapa vemos el sendero partir desde la izquierda hacia el sur y volver por la derecha. El tramo que nos interesa discurre a unos 2310m. mientras que los edificios están a una altitud de 2380m.

Cálculos

planificador

Sabiendo las alturas de ambos puntos podemos obtener la diferencia de altura y la elevación entre uno y otro, en este caso es de unos 70 metros y una elevación de 3,2º.

¿Y para que demonios hace falta la elevación del observatorio? porque gracias a ella sabemos la elevación que necesitamos de la Luna. Usando PP sabemos que el diámetro angular de la Luna el día 7 de noviembre sería de 0,526º

luna_detalle

Ahora nos vale con sumar 3,2º + 0,263º  y ya tenemos la Luna completamente por encima de Izaña ¿no? ¿seguro? ¡meeeeec!

Error, ese calculo nos valdría si lo que quisíeramos fuera eso, sacar la Luna asomando sobre el terreno pero lo que queremos hacer es sacarla asomando por detrás del telescopio VTT. Necesitamos saber la altura del edificio del telescopio para obtener la elevación correcta, la Wikipedia da la dimensiones del telescopio en sí, nada sobre el edificio, la web de IAC lo mismo así que tras un repaso a las fuentes de la Wikipedia aparece una página de la universidad de Freiburg que indica que el edificio tiene unos 38 metros de altura (10 plantas).

¿Y ahora? vamos a calcular el tamaño que tendrá la Luna en nuestro encuadre ya que no es el mismo si usamos un 50mm que un 400mm. Y entra de nuevo en acción PP con su apartado de campo de visión…

campo de visionLe decimos nuestra cámara, la focal y la distancia al sujeto y sabremos que nuestro encuadre abarca 108 metros en horizontal y 81 en vertical. En este caso el 200mm montado en la Olympus E-5 equivale a un 400mm en 35mm.

Ahora dividiendo el diámetro de la Luna por el ángulo de visión horizontal y multiplicando el resultado por la distancia horizontal del campo de visión… (0,526/5,15)*108 = 11 … con esto llegamos a saber que nuestra Luna tiene un diámetro de 11 metros.

Siguiente paso, queremos que la Luna este sobre la parte superior del edificio para que dibuje la silueta del mismo así que con el tamaño del edificio y el de la Luna sabemos que tres y poco Lunas equivalen a la altura del edificio (38/11), como queremos quedarnos con la superior para calcular la elevación multiplicamos el diámetro angular por 2,5 (ojo, recuerdo que para los astros la elevación se calcula para su centro) así que si a esto le sumamos la elevación que habíamos obtenido antes para el terreno tenemos 0,526º *2,5 + 3,2º = 4,5º que es la elevación deseada para ver la Luna tras el VTT. posicion_final

 

Ahora solo nos queda apuntar las coordenadas del pin observador y ponernos en marcha.

Todos estos cálculos nos sirven para poder estimar nuestra posición sobre el terreno pero hay que tener en cuenta que no son exactos y hay que estar preparado para improvisar sobre el terreno en caso de que veamos que no estamos en la posición adecuada (en la captura de encima se ve que la elevación da 4,9º para la hora en que saqué la foto) lo que implica dejarlo todo bien preparado con antelación…

Sobre el terreno

La hora H del día D está prevista para las 19:30 aproximadamente, el sol hará algo más de una hora que se habrá puesto, habrán terminado la hora dorada y la hora azul y estará bastante oscuro tirando a negro. Es preferible tenerlo todo bien montado con antelación a llegar a oscuras y apurando.

Por eso ya estaba cargando por el sendero con todo el equipo algo más de media hora antes de la puesta de sol. Usando un gps de mano para ubicar la posición empieza el montaje.

El equipo que utilice fue el siguiente:

– Olympus E-5 + 50-200mm f2.8-3.5 sobre un Bogen 3417 (con unos cuantos años y encontrado en un rastro) con un cabezal de rótula de bola Manfrotto 498RC2

– Nikon D-810 + 70-200mm f2.8 sobre un Manfrotto 055B con un cabezal de tres ejes Manfrotto 229.IMG_6276

La Olympus tenía como objetivo la torre del VTT, como he dicho antes el 200 es un 400mm equivalente, así que a ella le tocaba el plano cerrado. La Nikon tenía que lidiar con un plano más abierto y alguna larga exposición previa a la salida de la Luna.

Primer paso, montar las cámaras sobre los trípodes en el punto adecuado, sobretodo la Olympus.

Segundo paso, dejar libre los alrededores de los trípodes, quitando mochilas y piedras para poder moverlos con libertad en caso de que el encuadre con la Luna no tenga buena pinta (sí, la foto es de antes de este paso).

Tercer paso, probar encuadres, sacar los colores del atardecer tras el observatorio, leer, caminar,…

Cuarto paso, el enfoque de la imagen objetivo, encuadrar y dejar el enfoque fijado y desactivado el autofoco. Es importante hacer esto mientras todavía haya luz ya que nos ahorramos tener que andar bregando con linternas y el enfoque a oscuras.

La opción de realidad aumentada de PP confirmaba que la posición de la Olympus era la correcta, así que no hizo falta mover el trípode ni un palmo (casi ni me lo creo). La captura esta sacada con el teléfono apoyado sobre la cámara, es bastante mala porque ya estaba bastante oscuro y la cámara del teléfono se negaba a enfocar pero se puede apreciar como la linea de la trayectoria cruza en diagonal el VTT .

realidad_aumentada observatorio

Si has sido observador habrás visto las hermosas nubes que había detrás del observatorio en el crepúsculo, te confirmo que me estaba acordando mucho de Eolo.

Mi desesperación iba en aumento cuando la Luna comenzó a despuntar sobre el horizonte y el brillo se dejaba ver por detrás una buena capa de nubes. Tanto que ya estaba descartando la foto de la Luna e improvisando algunas largas exposiciones con la Nikon…_DSC2475

 

Pero justo en el momento de despuntar sobre el VTT atravesó un pequeño claro, lo suficiente para poder sacar la imagen que encabeza esta entrada.

Conclusión

Planificación, paciencia y perseverancia. Estas son las tres palabras clave para poder retratar a la Luna, la Vía Láctea o cualquier otro objeto astronómico. No solo en los cálculos sino en la preparación del equipo, la localización y el trabajo sobre el terreno. Debemos ser capaces de poder improvisar si las cosas se tuercen pero dejando la menor cantidad de detalles al azar. Ser capaces de estar unas cuantas horas sentado esperando a que todo se coloque en su sitio y, si el plan se tuerce del todo (nubes, lluvia,…), perserverar y buscar la siguiente ocasión. Yo ya estoy buscando fecha para repetirla en la hora azul.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: